Tus talentos, un tesoro que podría estar enterrado

Tus talentos, un tesoro que podría estar enterrado

El  mayor caudal  de recursos y riquezas se encuentran dentro  de nosotros mismos, establecidos o cimentados  en nuestras capacidades, intelecto y noble espíritu.

Había una vez en la ciudad de Cracovia, un anciano bondadoso y sencillo llamado Izy. Durante varias noches, Izy soñó que viajaba a Praga y llegaba hasta un puente sobre un río; soñó que a un costado del río y debajo del puente se hallaba un frondoso árbol. Soñó que él mismo cavaba un pozo al lado del árbol y que de ese pozo sacaba un tesoro que le traía bienestar y tranquilidad para toda su vida.

Al principio Izy no le dio importancia, pero después de repetirse el sueño durante varias semanas, interpretó que era un mensaje divino y decidió que no podía desoírlo, así que, fiel a su intuición, cargó su mula para una larga travesía y partió hacia Praga.

Al llegar a Praga el anciano se dedicó a buscar en las afueras de la ciudad el puente sobre el río, no  había muchos ríos, ni muchos puentes, así que rápidamente encontró el lugar que buscaba. Todo era igual que en su sueño: el río, el puente  a un costado, el árbol frondoso.

Sólo había un detalle que en el sueño no había aparecido: el puente era custodiado día y noche por un soldado de la guardia imperial.

Izy no se animaba a cavar mientras estuviera allí el soldado, así que acampó cerca del puente y esperó. A la segunda noche el soldado empezó a sospechar de ese hombre cerca de SU puente, así que se aproximó para interrogarlo.

El viejo no encontró razón para mentirle, por eso le contó que venía viajando desde una ciudad muy lejana, porque había soñado que en Praga debajo de un puente como éste, había un tesoro enterrado.

El guardia empezó a reírse a carcajadas:

—Mira que has viajado mucho por una estupidez –le dijo el guardia—. Hace tres años que yo sueño todas las noches que en la ciudad de Cracovia, debajo de la cocina de la casa de un viejo loco, de nombre Izy, hay un tesoro enterrado. Ja… Ja… mira si yo debiera irme a Cracovia para buscar a este Izy y cavar debajo de su cocina… Ja… Ja… Ja….Izy agradeció humildemente al guardia y regresó a su casa.

Al llegar, cavó un pozo debajo de su propia cocina y sacó el tesoro que siempre había estado allí enterrado…

Lo que el cuento de Bucay sugiere,  es que la mayoría de nosotros pasamos la vida buscando nuestro sueños y anhelos en el exterior, sin darnos cuenta que el  mayor caudal  de recursos y riquezas se encuentran dentro  de nosotros, establecidos o cimentados  en nuestras capacidades, intelecto y noble espíritu  –  Sea cual sea nuestra circunstancia, tenemos la  valiosa oportunidad de alinear nuestros sueños profesionales a nuestra realidad laboral, para tal efecto debemos allegarnos a nuestros  talentos y cualidades., a  continuación te doy tres  pautas para liberarlos y potencializarlos.

IDENTIFICA TUS TALENTOS

Marcus Buckingham y Donald O. Cliftonores autores del  libro  Ahora descubre tus fortalezas, definen al talento como ¨ Cualquier patrón recurrente de pensamiento, sentimiento o comportamiento que se puede aplicar productivamente¨. En lo particular me gusta mucho esta definición,  porque bajo esta óptica TODOS TENEMOS TALENTOS, incluso las características que consideramos negativas, si las aplicamos productivamente son talentos. ¿Preocupón?, es un talento  si utilizamos este acento personal para prever futuras contingencias y planear cursos de acción.

Los talentos los podemos ver o identificar en nuestras reacciones espontáneas,  anhelos, en lo que aprendemos  con facilidad y nos produce satisfacción al hacerlo.

ENUNCIA TUS TALENTOS,

A fin de reconocer los talentos como propios y fortalecer nuestra confianza, te sugiero que realices  la siguiente actividad

  • Selecciona o identifica una virtud o cualidad que esté relacionada con tu objetivo laboral
  • Presenta un hecho que sustente esta característica positiva
  • Muestra el resultado o logro de tu acción,

Ejemplo,

Soy una persona tenaz que enfrenta los problemas hasta solucionarlos, por ejemplo, como Jefe de Recursos humanos  implemente un sistema de auditorias de personal que redujeron las quejas sindicales   35 %

CULTIVA TUS TALENTOS

El talento en cierta medida es cuestión de insistencia“,  Francisco Umbral, ¡que cierta es esta afirmación! , Will Smith lo traduce de la siguiente manera: “No existe una manera fácil. No importa cuán talentoso seas, tu talento te va a fallar si no lo desarrollas. Si no estudias, si no trabajas duro, si no te dedicas a ser mejor cada día”.

Creo sin dudar que en la medida que identifiquemos nuestros talentos, los hagamos propios y los desarrollaremos estaremos más cerca de cumplir con nuestros sueños profesionales.

Conocer a otros es inteligencia, conocerse a si mismo es verdadera sabiduría“. Lao Tse.

Comments

comments

Iran Pineda
at
Maestra en administración, consultora en búsqueda de empleo, desarrollo profesional y humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *