El ego, un obstáculo importante que derrocar.

El ego, un obstáculo importante que derrocar.

En esta ocasión hablo de un tema quizá un poquito incomodo,y de un enemigo con mucho poder que yace en muchas ocasiones dentro de nosotros y que surge con una fuerza majestuosa y que es uno de los principales oponentes para mantenernos estancados y sin avanzar, para no dar continuidad a los sueños y a las metas, este enemigo hace que nos inflemos como globos, y que creamos que tenemos toda la razón siempre, y que todo esta bien, hace que nos sintamos cómodos, este sutil enemigo que puede volverse sutilmente intenso se le conoce como EL EGO el ego en latín significa yo.

POR: Ángel Pineda

“Yo artificial, creado por la familia, la sociedad y la cultura. Una mascara, una cara mas sobre muchas otras caras.”

– Alejandro Jodorowsky

El ego es un yo que no es el verdadero yo, es un falso yo, es un yo que ha sido creado para ser aceptado por la familia, para ser aceptado por la sociedad, es una identidad que muestra lo que no somos, es una apariencia, es lo que nos conviene que vean de nosotros, debido a ello el yo falso actúa, se conduce de acuerdo con lo que quieren ver los demás de el, no lo que realmente es.

El ego en todas sus formas aniquila la mente y los sentimientos del ser humano, puede ser un cáncer silencioso en el corazón del hombre, es lo que ha hecho que naciones, gobiernos, familias y personas se desintegren y destruyan. Entre mas grande sea el ego, mas grande será la caída.

Al ego le gusta el halago, lo busca con afán todos los días, le gusta el reconocimiento, y puede buscarlo hasta las puertas de lo increíble, y si no lo obtiene piensa que su trabajo no valió la pena porque nadie lo vio. El ego puede producir mucho dolor en el corazón, en el afán de sobresalir puede quebrantar normas establecidas y que le fueron enseñadas desde su niñez, como la honestidad y a integridad.

El ego siempre tiene la razón, no le puedes llevar la contraria porque nunca se equivoca, siempre es acertado, también al ego debido a que todo lo sabe, le gusta dar consejos, es candil de la calle y obscuridad de su casa. Al ego le gusta que le vean que ha tenido éxito, le gusta el halago. Cuando el ego se esfuma la caída será tan grande como lo fue el ego. Generalmente la persona que lo posee no se da cuenta de ello, lo podemos mirar en otros con facilidad pero cuando se trata de verlo en nosotros se nos dificulta sobremanera verlo,

La soberbia va de la mano con el ego, la soberbia se define como el sentimiento de superioridad frente a los demás que provoca un trato distante o despreciativo hacia ellos.

Su antídoto es la aceptación, es el trabajo arduo por conocerte, por saber quienes somos, todos podemos medir que tan grande tenemos nuestro ego, bastaría con hechar una mirada a nuestro interior ahora y observar si en los últimos días ….
1.- he tratado de tener siempre la razón? Inconscientemente me he sentido superior a los que me rodean¿ pienso que soy mejor que los demás? Me comparo constantemente con los demás? Compito con los demás por tener un mejor carro, ropa, casa etc? Fingo a menudo que soy feliz aunque no lo sea? Fingo que me va bien? Oculto mis problemas para que los demás no se den cuenta de que no soy tanto como ellos creen que soy? Presumo mi vida de éxito? Me preocupa mucho lo que los demás piensen de mi? Busco constantemente el reconocimiento de la gente?he llegado a creer que soy indispensable en mi trabajo, en mi comunidad en mi entorno? Disfruto ser el centro de atención con los demás? Me produce placer colocarme un poquito por encima de los demás?

Cuando el individuo reduce su ego, empieza a clarificársele la vista, ve su entorno en una nueva realidad sin ilusión, ya no se afana en la lucha esteril por siempre demostrar que tiene la razón, deja de preocuparse por lo que las personas hablen de el, tienen un dominio pleno respeto de quien es y de lo que desea ser en la vida, porque de hecho sabe que por el simple hecho de haber nacido ya es alguien, no necesita demostrar nada al mundo, tiene la certeza de que el sabe quien es y eso para el es suficiente, no finge ante otros para demostrar lo que no es, se conduce por la vida con humildad, debido a que reconoce que todo lo que posee le ha sido prestado, reconoce profundamente que así como un día llego a este mundo, así algún dia tendrá que irse, sin nada.  Reconoce que tiene valor, que al buscar un equilibrio en la vida puede lograr la plenitud en la vida que ha estado buscando.

Comments

comments

Iran Pineda
Maestra en administración, consultora en búsqueda de empleo, desarrollo profesional y humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *